domingo, noviembre 28

Planta de energía hidroeléctrica de Kempten


Los arquitectos Becker Architekten, optaron por no hacer una planta de energía invisible, sino un edificio contemporáneo que marque una presencia dinámica de una manera suave, sin entorpecer al río, ni a los edificios industriales contiguos, logrando verse como un diseño elegante y único, sin molestar al paisaje existente.

La cáscara se compone de tres capas curvas de hormigón armado, a su vez ésta cáscara conecta a los dos extremos de la planta entre sí.

Sus vistas interiores son impresionantes, la construcción de las costillas de refuerzo recuerdan las costillas de los cascos de los buques marítimos, con sus juegos de alturas y espesores de gran escala, donde además es posible mirar hacia el agua.

El edificio de aproximadamente 1.040 metros cuadrados tuvo un costo de 7,8 millones de euros.



Reacciones:

0 comentarios: