miércoles, diciembre 1

Los Clásicos: Condominios Colonnade

Inicialmente, el arquitecto Paul Rudolph pretendía diseñar una estructura de viviendas con unidades prefabricadas superpuestas en un marco estructural, finalmente sus ideas intrincadas dieron origen a los Condominios Colonnade, desarrollos del diseño no construido del Graphic Arts Center de Manhattan.

Rudolph se refería a estas unidades replicables como el “ladrillo del siglo xx”, un medio de construcción que aparentemente haría más viable la construcción de edificios de gran escala. No obstante, por razones técnicas y económicas, las unidades prefabricadas resultaron ser una mala opción.


En vez de ello, los condominios se construyeron de concreto colado in situ, que logró con éxito la apariencia que pretendía Rudolf en sus diseños originales.

Su intención de diseñar partes prefabricadas pretendía fusionar la flexibilidad de espacios con un sistema estructural estandarizado. Lo que se volvió de gran importancia en los Condominios Colonnade fue la atención especial que se le dio al clima y ambiente de Singapur; la gran cantidad de luz solar fue crucial para definir los diseños de los espacios en las unidades.

El clima de Singapur es la causa de los paisajes y la vegetación más hermosos del mundo. La ubicación de las recámaras y los espacios más privados están protegidos del sol con sus ventanas de cristal. La estructura masiva de la planta de piso se divide en cuatro cuadrantes rectangulares, cada una unida a las otras por un espacio bastante amplio de circulaciones verticales y horizontales. 


La torre está elevada del piso por una serie de columnas alineadas en dos filas cercanas entre sí, de ahí el nombre de Condominios. Estas columnas elevan las bases de los cuatro cuadrantes en diferentes alturas. Cada unidad es de dos pisos de altura, con un área abierta de estancia y comedor, una cocina amplia y un balcón.

El primer piso se compone de un cuarto de huéspedes con baño, y el segundo piso alberca dos recámaras más grandes. El precedente de este diseño es el Pabellón de I’Espirit Nouveau de Le Corbusier; con sus asombrosas alturas verticales y la elevación de las recámaras sobre las áreas públicas crea vistas maravillosas y espacios de reunión por debajo.

Reacciones:

0 comentarios: